domingo, 24 de mayo de 2015

Fotografiando la ruina



no recuerdo en que momento de mi vida
le vendí mi tiempo 
a los hombres grises,
no sé como retener toda esta arena
en mis manos 
sin que se escurra incontrolada
entre los dedos cansados de intentar sujetarla;
escapar...
ese verbo maldito que marca mi vida
angustiándome por cada segundo robado
que no me pertenece, que no he disfrutado,
¿en qué se está quedando mi existencia?
amargo pensamiento que revuelve mis tripas
enloqueciendo mi conciencia
para todos todo y para mí...
para mí nunca nada,
pero una nada de esas que sorvito a sorvito
te va consumiendo el alma,
enredándose igual que se enredan las sábanas
entre las piernas inquietas 
en las noches sudadas;
no quiero seguir cumpliendo condena,
ni pagar por este delito que cometí 
por el simple hecho de haber puesto
los pies en la tierra,
pisando soberbio el suelo
proclamando mi propia existencia,
¿mi propia existencia?
¿en qué se está quedando mi propia existencia?
¿en qué momento de mi vida 
le vendí mi tiempo 
a los hombres grises?
fotografío los restos de mi ruina.