miércoles, 17 de junio de 2015

Viviendo al día




se que no tengo remedio,
creo que la noche 
traerá respuestas,
¿para qué?
si no hay licántropo que soporte
los mordiscos de esta luna llena,
pero no sufras mi amor,
siempre enciendo la lámpara
fingiendo que el sol se apaga,
toda oscuridad es poca
para orinar
en las aceras;
no hay abandono,
solo huir de lo evidente, 
arrastro los pies 
mientras duermes,
la astenia se afila en mi espalda, 
el dolor no me afecta,
¿quieres saber lo que se siente?
yo ya me he hartado
de vivir al día.