domingo, 5 de julio de 2015

En cualquier lugar


he estado en el infierno,
lo he vivido
créeme,
y lo reconozco en esta playa
tostándome al sol
mientras juego con los dedos
en la arena;
lo siento en el olor
a urinario sucio en cualquier
bar de mala muerte;
lo noto en las mamadas
de putas desdentadas
con labios leporinos;
el infierno está
en este sudor de noche
de verano;
el infierno se te agarra
una vez que has estado en él
como una amante desquiciada
con ganas de follarte;
el infierno nos rodea
aunque lo ignoremos;
está en la mirada de reproche
de tus hijos;
en cada uno de los pasajeros
del metro;
en el sonido de este bolígrafo
rasgando el papel;
en los poemas de Neruda;
he estado en el infierno;
he vivido en el infierno;
he comido infierno;
he meado infierno;
el infierno pasa ante mí
en autobuses repletos de
desempleados cabizbajos;
el infierno nos mastica
como a chicles gastados
sin sabor ninguno;
me seca la mente
impidiéndome escribir poemas;
solo hay una palabra
que se repite en mi cabeza
   infierno,
            infierno,
                     infierno;
salí del infierno y me dijeron :
-"tranquilo, el infierno no existe."
volví a caer en el infierno;
volví a chutarme infierno;
vuelvo a escribir
sobre el infierno.

Poema recitado por Lorena Fernández: