sábado, 25 de julio de 2015

Escarificación



a veces es necesario
autolesionarse
para poder olvidar
lo puta que es la vida,
pero hoy el dolor físico
no lo consigue,
y la vida sigue siendo
puta y arrogante,
como lo era ayer
antes de meterme
en la cama,
como lo sigue siendo
al despertar,
ya no puedo seguir
escondiendo cicatrices
bajo la ropa,
ni me queda piel
sin escarificación alguna;
ahogo mis sollozos
igual que los campesinos
asfixian las crías de los perros
no deseados,
escondo llantos que nadie
quiere oír
mientras los perritos mueren
dentro de bolsas
de plástico.