miércoles, 22 de julio de 2015

No tengo deseos


noto la humedad
de tus sueños
en el olor que desprende
tu piel,
intento no imaginar
el sabor
que me dejaría en la boca,
pero es imposible
luchar contra ello,
cuanto más resisto
mas te clavas en mí,
y respiro igual que una bestia,
te olfateo
como a una presa,
sigo el rastro de tu aroma
hasta que hundo
mi hocico en tu pelo;
durmiendo eres tan frágil
que podría follarte
hasta devorarte,
intento calmarme
recordando tu voz 
y tu risa.