jueves, 6 de agosto de 2015

03:00 am


dormir esta noche
resulta tan inútil
como probar de correrme
sin pronunciar tu nombre;
cierro los ojos,
el castigo de mis pensamientos
llena mi mente frío y severo,
siento en cada latido
lo cansado que es esto
de estar vivo sin sentirlo;
noto sabor salado en la lengua
y olor a fracaso por todo mi cuerpo,
ni la muerte se atreve
a pasar bajo mi ventana,
ya no llama a mi puerta
pidiendo limosna,
mendigando besos en la boca
y caricias compradas
a precio de coste;
desaparece la línea transparente
de saliba con la que uno tus lunares,
desaparece tu nombre susurrado
en insípidos orgasmos,
desaparecen mis ojos cerrándose 
para  dormirse.



Poema recitado por Amparo Iglesias Luque: