viernes, 22 de enero de 2016

Poema de amor con olor a whisky


tengo unos versos entre las manos
y un borracho a mi lado
interrumpiéndome la lectura,
me lo imagino con sombrero
pero es la imagen de Harpo Marx
la que me viene a la cabeza;

 sonrío;

dejo que el borracho me moleste,
que su voz se mezcle
con las letras que leo
creando una obra nueva,
un poema de amor
con olor a whisky de garrafa;

la vuelta a casa
va a ser entretenida,
habrá valido la pena vivir un día más.