domingo, 14 de febrero de 2016

Una bala bajo la lengua y tus manos sujetando el móvil


una canción de los 
Sex Pistols araña las paredes,
unas letras
sobre papel cuadriculado
intentan ser un poema,
dolor de espalda,
cansancio psicológico,
sabor a sangre en las encías
y ella sujetando el móvil
con sus morenas y delicadas manos;

me pregunto si mi polla

tendría el mismo aspecto
entre sus dedos
que el celular que acaricia,
pero prefiero no imaginarlo,
provocaría demasiadas ansiedades
imposibles de calmar
por muchas balas
que me pusiese bajo la lengua,
y a ciertas edades
la escasez de erecciones
te impide malgastarlas tontamente;

regreso al papel cuadriculado,
donde mi mente 
intentará garabatear
un final
a este poema.