lunes, 14 de marzo de 2016

Demasiado triste para ser un poema


demasiadas intramusculares
en el glúteo
en los últimos días;

demasiados cambios posturales
en una misma noche
buscando algún alivio
a mi dolor de espalda;

demasiados recuentos de dientes
con la punta de la lengua
para asegurarme de que hoy
los sigo teniendo todos;

demasiados días frente
a un televisor
que da más disgustos que respuestas;

demasiados intentos de hacer
el amor
sin que tú estés conmigo;

demasiados "demasiados"
para un triste poema.