miércoles, 20 de julio de 2016

DIARIO DE AGONÍAS - Incomprensión 10, sin héroes encontrados



   Busca a sus héroes en los vídeos de Youtube que utiliza para crear un muro suficientemente resistente como para mantener al otro lado a sus padres. Desde hace un tiempo sus amigos han suplantado a su familia (porque es muy fácil olvidar horas de parto cuando nunca las has sentido en tus propias carnes) y las paredes de su habitación las únicas que lo entienden. El mundo hace demasiado ruido que no le interesa y como la palabra "acúfenos" todavía no existe en su vocabulario, no le importa mucho que sus oídos sangren música hasta aburrirse, porque a esa edad en que te crees hombre siempre y cuando tu madre te tenga los calzoncillos limpios bien doblados en el cajón de la mesita, el aburrimiento vive al orden del día. 

   Las duchas duran un poco más desde que se dio cuenta que las chicas de su clase tenían más tetas que coletas, y aunque su hermana lo mira raro cada vez que lo hace, no puede evitar encerrarse en el baño  tres veces al día (como un buen tratamiento de algún medicamento) y es que una vez superada la vergüenza tampoco es para tanto tener que limpiarse el semen de la palma de la mano siempre y cuando sea el mayor secreto guardado de su vida (nació con el instinto de no hablar de sexo con sus padres).

   Busca héroes entre matones de cine y cantantes de hip hop drogados y desfasados, las fundas de oro de sus dientes resulta mucho más atractiva que la vida de mierda de sus padres, los parados y las amas de casa no salen en las portadas de los discos, y ninguna red social hace un "Top twenty" con personas que sacrifican la felicidad para poder llenar neveras.

   No piensa mucho en las consecuencias, para saber lo que le guarda el futuro solo tiene que mirar al salón de su casa.  Es demasiado joven para creer en el arrepentimiento, y el fracaso se vuelve más real y cercano que los besos que intenta darle su madre delante de sus amigos,  y aunque ya ha tirado todos sus juguetes sabe que ella suspira cada vez que mira el álbum de fotos del carnaval de los  anos pasados.

   Busca sus héroes entre los chungos del barrio y los chicos mayores de los cursos avanzados del instituto; busca sus héroes entre los personajes de cómics manga y Dj's maquineros; busca sus héroes entre skaters de gorra planas y futbolistas bien pagados: busca sus héroes encontrando la  onceaba incomprensión de una pubertad incontrolada.