jueves, 25 de agosto de 2016

De puto calor y masturbaciones

la ola de calor
nos enganchó
de improvisto
a todos;

y las chicas
empezaron a andar
con menos ropa
que de costumbre;

y los hombres las miraban
sufriendo
erecciones a su paso;

y las masturbaciones
se multiplicaron
en cuestión de días;

y los días
se volvían cada vez
más pesados;

y los parados
querían un trabajo
y los trabajadores un descanso;

y el verano
se nos echó encima
con todo el
fuego del infierno;

y las chicas enseñaron 
mas piel;

y los hombres
se masturbaron más;

y nada cambió
en el curso de la historia
salvo un consumo masivo
de papel higiénico.